¿Sabes cuánto cuesta mantener la momia de Lenin?

POR: LA REDACCION

Unión Soviética

Vladimir Lenin gobernó lo que hoy es Rusia entre 1917 y 1924, siendo uno de los principales líderes a nivel mundial. Al morir no desapareció de los ojos de su pueblo, ya que su cadáver fue embalsamado y hasta el día de hoy se exhibe en uno de los puntos más importantes de Moscú: el Mausoleo de Lenin.

Pese a llevar 92 años muerto, su cuerpo parece el de una persona viva y ese mérito lo tienen no solo quienes le embalsamaron, sino que también el equipo científico que mantiene el cadáver impecable hasta hoy, aunque a un precio bastante alto: $ 197 mil dólares por año, pero promete mantenerle impecable por varios siglos.

¿Qué se hizo con el cadáver de Lenin al morir? Tras morir, en enero de 1924, se le realizó una autopsia y de inmediato se embalsamó el cuerpo en un proceso rápido para ser exhibido al pueblo, tomando la precaución de que siempre estuviese a temperaturas bajas, más específicamente a -7º C.

Solo 56 días después de le embalsamó definitivamente mediante una técnica que mezclaba la criopreservación con el uso de químicos que prevenían la descomposición siendo la técnica más avanzada de la época.

El avanzado y costoso proceso para mantener el cadáver como el primer díaLa Unión Soviética ya no existe y Rusia no es una república de comunista, pero Lenin sigue siendo un símbolo tan importante que el preservar y exhibir su cadáver a las multitudes es un trabajo constante.Para eso existe un grupo especial de científicos que todos los años realizan un proceso de mantenimiento que le cuesta a las arcas fiscales $ 196 mil dólares y bien los vale dados los excelentes resultados.

Para mantener el cadáver de Lenin en condiciones impecables los expertos en anatomía, bioquímica y cirujanos van sustituyendo tejido biológicos por artificiales sin que se note la diferencia.

Asimismo se le sumerge en diferentes compuestos químicos en un proceso que debe ser impecable para dar buenos resultados. Cada mantención dura alrededor de un mes y medio y el cuerpo siempre queda cubierto con una pequeña capa de líquido de embalsamamiento.

La mantención del cadáver no basta para que esté en buen estado y su mausoleo sigue estando a una temperatura bajísima y alejado de los rayos solares para impedir la descomposición, todo sea por mantener a un ícono de esa Rusia temible ante la vista de los ciudadanos.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *