Puertorriqueña impedida de entrar al país vino a comprar planta eléctrica y un inversor

POR: LA REDACCION

LAS  AMERICAS

Inspectores de la Dirección General de Migración impidieron la entrada al país, a una ciudadana Puertorriqueña, supuestamente  por su afiliación política de comunista, según un informe suministrado por organismos de inteligencia en el Aeropuerto Las Américas.

Ana María Pomales Díaz llegó al país procedente de San Juan y al presentarse a la casilla de migración figuraba en el sistema del organismo con un impedimento de entrada desde hace varias décadas por su afiliación al Partido Independentista de Puerto Rico.

Pomales Díaz explicó a las autoridades de migración que vino a la República Dominicana a diligenciar la compra de una planta eléctrica, un inversor y de  baterías para instalarlos y suplir la falta de energía eléctrica ante la crisis que está viviendo la isla por la falta de luz.

Se recuerda que después del paso por esa vecina isla del huracán María, el sistema energético de Puerro Rico prácticamente colapsó, dejando sir servicio de electricidad a más de un 80% por ciento de la población.

La dama llegó al país, el pasado 15 de noviembre a las 12:30 de la tarde en el vuelo 1437 de JetBlue y fue retenida por espacio de cinco horas en migración del aeropuerto y luego devuelta a su país.

La decisión de impedir la entrada al país, de la dama Puertorriqueña ha provocado críticas entre empleados y funcionarios del aeropuerto que argumentan que ya la época de perseguir el comunismo estaba superada en la República Dominicana.

Versión de migración

De su lado, las autoridades de la Dirección General de Migración en el AILA explicaron que a la puertorriqueña se le impidió la entrada al país porque se rehusó  a que le tomaran las huellas dactilares.

Un funcionario del organismo, que no quiso ser identificado señaló que la dama cuando se presentó ante el inspector mostró un comportamiento agresivo y de insultos constantes contra las autoridades de migración y del país.

“Ella argumentó que no le extrañaba que la sometieran a tantas preguntas y controles porque la República Dominicana, era una isla bananera del tercer mundo muy atrasada… “Si ustedes quieren devuélvanme pero yo no voy  a tomar ningunas huellas”, habría señalado la pasajera a las autoridades de la Dirección General de Migración que le impidieron su entrada al país.

La Puertorriqueña fue devuelta por las autoridades de migración en un mismo vuelo de la línea aérea JetBlue que salió desde el aeropuerto Internacional de Las Américas, a las seis de la tarde del mismo día 15 de noviembre.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *